20 abr 2021

ARTZUNBIDE AITZULO



Hacía ya tiempo que Ramón, vecino de Olazti y activo trabajador por la recuperación de la memoria histórica, nos hizo llegar el testimonio de un pastor que vivió en la zona de Lizarraga. Según este testimonio, el pastor, aseguraba haber visto como lanzaron a esta sima los cuerpos de dos personas fusiladas durante la guerra civil.

Con esta información, antes de nada hacemos un pequeño trabajo de campo. En una primera visita exterior a la zona, vemos que la sima tiene un cerramiento con una plataforma que está construida sobre vigas de hormigón que tapa la gran oquedad que antes daba acceso a la cavidad y en el centro hay una estructura piramidal de piedra a la que por la parte de arriba se puede acceder a través de una puerta de hierro cerrada por un candado. Un cerramiento faraónico que nos sorprende. No parece que escatimaran en gastos. Buscamos también algo de información. Según el catálogo espeleológico de Navarra esta cavidad había sido explorada en 1954 por la Institución Principe de Viana pero de esta primera exploración no encontramos ninguna información. A través de las ortofotos históricas publicadas en IDENA, deducimos que esta construcción la hicieron entre el 1991 y el 1996. La próxima reseña a la que tenemos acceso es la del GE Satorrak del año 1999, que ya describe la sima tal y como la encontramos.





Tras pedir los permisos y una vez nos ha facilitado las llaves del candado el departamento de obras públicas del Gobierno de Navarra, el 29 de diciembre del 2020, realizamos un primer descenso.

Reequipamos el pozo de 61 metros que nos deja en la base. Encendemos nuestros frontales a máxima potencia y lo que vemos es impactante. Estamos sobre una enorme montaña compuesta por toneladas de piedra caliza vertida intencionadamente y mezclada con residuos de todo tipo: metales, vidrios, bidones, lavadoras, pilas, huesos de animales... Todo mezclado, hacen un gran cono de piedra y basura desde la base del pozo de entrada en cota -61m hasta la parte mas profunda de la cavidad a más de 30 metros de distancia y cota -81m. Una gran sala repleta de piedra y basura. Es realmente desolador lo que vemos. Por una parte, por el desastre medioambiental que supone y por otra, por la intencionalidad de ocultamiento que parece tener semejante vertido. Da la sensación de que hayan intentado rellenar de piedra la cavidad, vertiendo decenas de camiones de grandes rocas y toneladas de grava.







Nos ponemos al lío con lo que tenemos. Haría falta una excavadora para darle vuelta a ésto, pero solo podemos ayudarnos de unos azadones que traemos y nuestras manos. Nos ponemos a rebuscar en este enorme vertedero con la esperanza de encontrar algún hueso humano que confirme el testimonio.

Entre tanto residuo y piedra, encontramos desde matrículas de bicicletas de los años 60, matrículas de algún coche antiguo con las inscripciones de Ergoyena, una placa de guarda de caminos de Lizarraga, alguna bala de fusil, un montón de huesos de animales que aparecen prácticamente a cada piedra que movemos... y de pronto, en la parte baja de la cavidad, alguien encuentra enterrada una pistola antigua muy deteriorada.




Esto nos queda grande. Tras una buena paliza de mover piedras y rocas, sorprendidos con lo encontrado y la sensación de no haber visto ni una mínima parte de lo que puede haber aquí, decidimos salir de la sima sin llevarnos nada más que las fotos que hemos hecho.

Elaboramos un informe de lo realizado y lo ponemos en conocimiento inicialmente con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y Principe de Viana. Éstos nos comentan que al haber un arma de por medio, tenemos que informar a Policía Foral. Así hacemos, les informamos del hallazgo y les remitimos el informe.

A partir de aquí, es Aranzadi quien tras leer el informe, muestra interés desde el primer momento y coordina a las partes para una segunda visita. Es el sábado 10 de abril cuando nos volvemos a encontrar en la sima. Ahora ya con refuerzos.

En esta segunda visita participan: siete personas de Aranzadi, de las cuales dos bajarán para liderar la exhumanción. Una representante del Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses que se haría cargo de los restos humanos, si los hubiera. Ocho espeleólogos del GE. Otxola para los trabajos en cavidad. Seis agentes de la Policía Foral que se harán cargo del arma y dos Alumnas del Grado de Criminología colaboran en la visita.

En total doce personas bajamos a la cavidad el sábado por las dos vías de progresión independientes que habíamos montado el día anterior con la supervisión de policía foral. Las caras de asombro y las expresiones de todas las personas que pisan por primera vez la base coinciden: ¡Buah!,¡Buff!... Lo que encontramos aquí abajo es sobrecogedor.


 
 
Sin perder mucho tiempo nos ponemos manos a la obra. Los dos técnicos de Aranzadi nos explican el plan de trabajo. Haremos seis catas en varias zonas e iremos guardando en bolsas los huesos que vayamos encontrando. Al mismo tiempo, policía foral se encarga de la pistola y municiones encontradas, y otros dos miembros de Otxola hacen una nueva topografía de la cavidad, marcando la situación donde se han hecho las catas y se ha hallado la pistola.

Con los trabajos ya terminados, vamos saliendo con los restos que hemos ido metiendo en bolsas para que fuera, los inspeccionen mas detenidamente. Los diferentes equipos de trabajo en el exterior revisan hueso a hueso y van descartando que éstos sean humanos. Sacamos varias bolsas pero determinan que todos pertenecen a animales domésticos sin interés. La policía foral saca la pistola, la munición, y un casquillo de bala detonado que ha aparecido en la búsqueda de hoy.








Después de una jornada de 8 horas entorno a Artzunbide Aitzulo volvemos para casa con una sensación agridulce. Impotentes de ver que aunque hemos hecho lo que estaba en nuestras manos, no hemos podido localizar a esas dos personas que según dice el testigo tiraron a esta sima. Nos quedamos con la duda de saber acaso a cuantas más pudieron haber tirado aquí. Cuantas más pudieran estar sepultadas bajo tanta tonelada de piedra.

¡Ojalá algún día sepamos la verdad y podamos dar luz a quienes trataron de ocultar para siempre! 
 

 




Planta de la topografía.
 
 
 
 
Perfil de la topografía.

16 abr 2021

EXPLORACIÓN SUMIDERO DE TOIX –ALTEA

 29 DE MARZO-1 DE ABRIL 2021


Participantes: José María Cortés, Belén Andrés, Guapet (Vicente Gil), Eliseo Belzunce.

Estamos a setenta metros de profundidad, anclados a una cuerda de escalada con los júmares (bloqueadores) viejos de espeleología, para no ser arrastrados por la corriente hacia el interior de la cueva y por más que miramos hacia atrás, no conseguimos ver con claridad cómo es la continuación de la galería.

Las numerosas leyendas que hemos oído del Sumidero de Toix, hablaban de un pozo donde la luz se pierde más allá de los ochenta metros de profundidad.

La realidad es bien distinta y el pozo en cuestión, baja hasta menos sesenta y cinco metros. A partir de ahí, la cavidad pierde la verticalidad, se va estrechando, la corriente se acelera bruscamente y el lugar se convierte en uno de los más inhóspitos que hemos conocido bajo tierra.

Peleándonos con la corriente, intentamos solucionar las tareas que nos quedan antes de emprender el retorno a la superficie. Tras anclar la cuerda a un puente de roca y hacerle un nudo de tope, la cortamos, organizamos lo que nos sobra dentro del petate y salimos jumareando (traccionando del bloqueador) hasta la superficie, haciendo las correspondientes paradas de descompresión. 

La visibilidad es buena al salir porque la corriente limpia la cavidad. Todo es muy diferente al resto de cuevas que conocemos y es una sensación extraña sentir que estás buceando en un río salado que se mete hacia el interior de la tierra y que no puedes soltarte de la cuerda si no quieres verte arrastrado hacia no se sabe dónde.

Estamos aquí porque todo tiene su momento y ha llegado la hora de explorar en el Sumidero de Toix.

Animados por el conocimiento del sistema subterráneo Toix-Moraig y su influencia con el acuífero de Benissa, decidimos que este mes de abril era el momento de realizar unas cuantas inmersiones aquí, para comprobar de primera mano la coincidencia del croquis topográfico existente de este sumidero, tomar los datos necesarios para realizar una topografía más actualizada, realizar mediciones de las fuentes de agua dulce subterráneas en la pared del Mascarat y avanzar todo lo posible hacia el interior de la Tierra buceando en este río aspirante.

Formamos un equipo de cuatro personas para poder llevar a cabo esta actividad. Pertenecemos al Grupo de Exploración del Moraig (GEM). Es en esta cueva situada en las proximidades de la Cala del Moraig en Benitatxell, donde el Grupo ha centrado sus esfuerzos desde el año 2013. Pero Toix es un tema pendiente que sabemos que nos puede aportar mucha información sobre el hipotético sistema Toix-Moraig. 

La hipótesis está corroborada por estudios realizados en base a datos obtenidos en ambas cuevas y en el sistema acuífero, pero no en vano, aún hoy está en discusión.

Para acceder al lugar contamos con la embarcación de SIDMAR. Eso junto con la impagable colaboración del puerto deportivo Marina de Greenwich para embarcar, preparar los equipos y realizar la exploración con seguridad, facilita enormemente las tareas de exploración.

Hay escritos del siglo XVI que ya hacían referencia a las fuentes de agua dulce de la pared del Mascarat. Las cuevas aéreas como la de los Palomos, fueron exploradas a mediados de los 60 por el Club Espeleológico de Alicante (CEA).

Las primeras exploraciones subacuáticas conocidas en la pared, se realizaron por un equipo francés de buceadores en 1971, liderados por Claude Lapeyre. Trabajando varios veranos, localizaron varias de las cuevas que hay en la zona y penetraron en la que llamaron “El túnel sin fin” y que ahora conocemos como Sumidero de Toix. Descendieron hasta treinta y ocho metros de profundidad en el gran pozo y ascendieron a una burbuja aérea desde la cabecera del mismo. Es increíble lo que consiguieron, teniendo en cuenta la dificultad de las inmersiones y los equipos de la época.

En 1978, aún sin internet y sin tener conocimiento de lo realizado por el equipo francés, biólogos del CRIS de Barcelona realizaron algunas prospecciones en la zona y trabajaron allí hasta 1981. Realizaron un reportaje cinematográfico y localizaron y documentaron las fuentes y cavidades existentes. En esta ocasión, no bucearon en el Sumidero debido a la complejidad de las inmersiones y esta cueva cayó en el olvido.

Parece ser que en 1992, buceadores de Madrid penetraron en la cavidad y descendieron hasta setenta metros de profundidad, pero no hemos podido comprobar la veracidad de esta información.

En septiembre de ese mismo año, al igual que hemos hecho nosotros ahora, el equipo que estaba explorando en el Moraig, entre los que se encontraban Bernhard Pack y José María Cortés, explora de nuevo el Sumidero de Toix. 

Pensaban que la salobridad del agua del Moraig, tenía que estar relacionada con la entrada de agua de mar a través de una cavidad submarina. Pensaban que el caso de la isla de Cefalonia, cerca de Argosotolion en Grecia, era muy similar a lo que ocurría aquí. Para demostrar esto, prospectaron por superficie y bajo el agua, todos los acantilados calizos entre Cabo la Nao y las paredes del Mascarat en el Morro de Toix. Así, tras un trabajo titánico, localizaron el Sumidero de Toix, lo que fue un increíble premio a su perseverancia. 

Bucearon hasta menos cuarenta metros y realizaron el croquis topográfico que existe actualmente. Determinaron que los caudales entrantes de Toix eran superiores a 200 litros/segundo y relacionaron por primera vez los caudales y la salinidad entre el Sumidero de Toix y la Surgencia del Moraig, proponiendo esta hipótesis como causa de la salinización del acuífero de la depresión de Benissa.

Sus estudios técnicos interesaron a las administraciones locales y dieron lugar a posteriores proyectos de investigación que generaron otros estudios. Hoy en día, estos resultados siguen siendo una referencia para nosotros y para otros investigadores.

A principios de este siglo, unos buceadores alemanes entraron de nuevo y al parecer, descendieron hasta menos ochenta metros. Pero no hay ninguna publicación ni referencia al respecto y por los restos de cabos encontrados en las paredes, no podemos asegurar que alguien haya descendido más allá de los setenta metros de profundidad.

Han tenido que pasar veinte años para que la inquietud de unas cuantas personas, nos haga retomar la exploración de esta maravillosa e inquietante cueva.

Así, tras preparar los equipos y planificar la inmersión, el día 30 de marzo teníamos la embarcación fondeada frente a la entrada de la cueva y estábamos listos para ir al agua. Jose María se queda de barquero y apoyo en superficie. Belén, Guapet y yo realizamos una inmersión hasta los cuarenta metros de profundidad, llegando a cien metros de la entrada tal y como teníamos previsto. Instalamos cuerda de escalada en todo el trayecto para garantizar una salida traccionando con las manos, ya que la corriente aspirante es difícil de vencer aleteando.

Al día siguiente, viendo que la cueva se enturbia mucho al entrar debido al sedimento acumulado que entra a la vez que nosotros, nos dividimos en dos grupos. En la primera inmersión descenderíamos por el pozo hasta la profundidad límite del gas de fondo que llevábamos. A sesenta y cinco metros de profundidad, tocamos fondo, echamos un vistazo a lo que nos esperaba por delante para el día siguiente y ascendimos jumareando como si estuviéramos en cavidad aérea pero respirando bajo el agua. Nunca imaginamos que se podía estar cómodo y tranquilo en una situación como ésta, pero la cuerda instalada el día anterior daba la seguridad que necesitábamos. 

Ya en superficie y tras un cambio de impresiones con el segundo equipo, nos sumergimos con el objetivo de realizar la topografía hasta cuarenta metros de profundidad con ayuda de un equipo de última generación, MNemo que da precisión a la toma de datos y simplifica mucho el trabajo a realizar. En una segunda entrada, realizamos las fotografías necesarias para documentar el trabajo.

El tercer y último día de inmersiones hicimos un planteamiento parecido al día anterior. Un primer equipo rehízo la topografía en su inmersión por si hubiera algún error en los datos del día anterior y exploró un tramo de galería paralela al pozo que seguramente sea un camino más fácil para llegar al fondo y que nos será útil en próximas exploraciones.

El segundo equipo, progresó una veintena de metros más a partir del fondo del pozo, llegando hasta setenta metros de profundidad y unos ciento cuarenta y cinco metros de penetración. La disminución de la sección y el consiguiente aumento en la velocidad de la corriente nos impidieron llegar un poco más lejos esta vez. 

El trabajo en superficie también dio sus frutos. Con ayuda de una sonda multiparamétrica YSI EXO2, https://www.ysi.com/exo2 y un transmisor bluetooth EXO-GO https://www.ysi.com/exogo , hicimos tres transectos paralelos a la costa. De esta manera, conseguimos localizar más de diez fuentes de agua dulce subterráneas de la pared del Mascarat y georreferenciarlas con los datos del EXO-GO.

Finalizaba así una maravillosa incursión a una cueva especialmente singular que abre de nuevo el camino a futuras exploraciones del Grupo de Exploración del Moraig en este sistema tan increíble.
Queremos manifestar nuestro especial agradecimiento a las empresas que colaboran con nosotros y mantienen activa la exploración como son el puerto deportivo Marina de Greenwich, los ayuntamientos de Altea y Benitatxell, VAPF S.L., SIDMAR estudios y servicios oceanográficos S.L. y Arianne Line - Mnemo.


Eliseo Belzunce

Grupo de Exploración Moraig (GEM)

6 de abril de 2021.

Marina de Grenwich – Altea y embarcación de SIDMAR
Pared del Mascarat – Morro de Toix
Práctica con equipo de topografía Mnemo






Jose María Cortés, Guapet (Vicente Gil), Belén Andrés y Eliseo Belzunce




Jumareando en la salida



Sonda de localización de fuentes de agua dulce


Topografía del Sumidero de Toix


18 ene 2021

Rinocerontes y mamuts en el norte de Navarra

           


          El valle de Larraun, etimológicamente “lugar de pastizales”, está situado al norte de Navarra y es una zona de paso estratégica entre la cuenca del río Oria y la cuenca de Pamplona. Haciendo honor a su nombre, actualmente acoge varias explotaciones ganaderas de caballos y vacas. Sin embargo, hace 46.000 años también era posible ver rinocerontes lanudos y mamuts en este valle.

          En febrero de 1996, durante unos trabajos de topografía en la cueva de Mainea, miembros del grupo de espeleología Otxola descubrieron un molar de mamut en una de las galerías de la misma. El hallazgo fue puesto en conocimiento  de la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Bajo la dirección de Paco Etxeberria, miembros de Aranzadi y de Otxola recuperaron los restos fósiles que fueron inventariados por el prestigioso paleontólogo Jesús Altuna. Un equipo multidisciplinar dirigido por paleontólogos de la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea y también miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi ha realizado un estudio en detalle de estos restos fósiles, incluyendo una datación directa, y el estudio de los isótopos estables de carbono y nitrógeno, que aportan información sobre el clima.

          Mainea es un yacimiento único a nivel de la península ibérica ya que sólo se han encontrado restos de lo que se conocen popularmente como “faunas frías”, al ser animales adaptados a los momentos de glaciación. Los más de 200 fósiles representan 5 individuos de rinoceronte lanudo de diferentes edades y un individuo de mamut. Este tipo de fósiles son raros en la península ibérica y suelen aparecer junto con otras especies faunísticas.

          “Los restos están muy bien preservados. En el caso de los rinocerontes lanudos, se conservan fragmentos de todas las partes del esqueleto y hay individuos de diferentes edades, desde un individuo perinatal (feto a término o recién nacido) hasta un individuo senil de más de 25 años. En el caso del mamut, apenas se han recuperado 5 restos que podrían corresponder a un individuo de unos 30 años.” señala Manuel Rodríguez, autor principal del trabajo. “La superficie de algunos huesos muestran que un carnívoro de pequeño tamaño consumió parte de las carcasas, pero estos restos no presentan el patrón típico que presentan los cubiles de hienas” indica Nohemi Sala, especialista en tafonomía. “Los restos hallados podrían haber llegado a la cueva a través de una dolina que actuó como una trampa natural por la que los ejemplares se precipitaron y llegaron a la cueva” indica el geólogo Martin Arriolabengoa.

          Durante el Pleistoceno Superior (desde hace unos 126 mil hasta hace unos 12 mil años), aunque con oscilaciones, el clima era más frío que el actual. En Eurasia, y al sur de las grandes masas de hielo, se desarrolló un bioma único llamado estepa de mamut, que contaba además con rinocerontes lanudos, bisontes, caballos y renos así como carnívoros (hienas, leones, lobos, glotones, zorros árticos). Las fluctuaciones climáticas expandían o contraían este ecosistema y en los momentos más fríos del Pleistoceno, algunas especies adaptadas al frío llegaban más al sur, entrando en la península ibérica, que en general estaba habitada por faunas sin estas adaptaciones a esos fríos tan extremos. El estudio de los isótopos estables de carbono y nitrógeno es el primero que se realiza en un resto de rinoceronte lanudo de la península ibérica y los resultados son similares a otros yacimientos del norte de Europa. “Los isótopos muestran el desarrollo de la estepa del mamut en el entorno de Mainea (724 metros de altitud): la altitud del entorno compensaría la situación más meridional del yacimiento” comenta el paleontólogo Asier Gómez Olivencia.

          Una datación radiocarbónica de uno de los restos de rinoceronte indica una edad de 46.000 años para el conjunto. “Esta datación es interesante ya que indica un momento en el que vivieron los últimos neandertales con culturas del Paleolítico Medio en la región e indica un momento frío” indica el arqueólogo Joseba Rios.

          El estudio sobre los restos fósiles de Mainea ha sido realizado por un equipo internacional y multidisciplinar de paleontólogos, geólogos y arqueólogos de la Universidad de Tübingen (Alemania), del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH, Burgos), y ha sido coordinado desde la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea y la Sociedad de Ciencias Aranzadi. El grupo espeleológico Otxola fueron los descubridores del yacimiento y además ayudaron en las labores de excavación.

 

Referencia:

 Rodríguez-Almagro, M., Sala, N., Wiβing, C., Arriolabengoa, M., Etxeberria, F., Rios-Garaizar, J., Gómez-Olivencia, A., Ecological conditions during the Middle to Upper Palaeolithic transition (MIS 3) in Iberia: the cold-adapted faunal remains from Mainea, northern Iberian Peninsula. Boreas. DOI: https://doi.org/10.1111/bor.12501

28 nov 2020

EXPLORACIÓN CUEVA DEL MORAIG – GRUPO DE EXPLORACIÓN MORAIG (GEM) 14-20 DE SEPTIEMBRE DE 2020.



Cuando al cabo de cinco días de haber vuelto de una exploración, te despiertas a medianoche y ya no puedes dormir pensando en las galerías descubiertas, te das cuenta de que hemos hecho algo bonito.

Cenas exquisitas todos juntos, buenos amigos a tu alrededor y una cueva que nunca termina, son lo que necesita un grupo de exploración para poder crecer.

Esto ocurrió la semana del 14 al 20 de septiembre, en la que por tercera vez este verano de postconfinamiento, intentamos encontrar nuevas galerías, topografiar, medir, obtener datos, bucear y divertirnos.



Tras dos o tres telerreuniones para organizar los trabajos y el material a emplear, nos juntamos todos en nuestro campo base de Benitachell. Jose María, Pedro, Bruno, Belén, David, Pau, Ferrán, Carles, Jonathan, Joel, Josi, Guaica, Guapet, Carmelo y yo, formamos parte de este grupo de buceadores, biólogos, geólogos y técnicos.

Llevamos ya más de siete años buceando y trabajando en el Moraig y cada vez la cueva se nos hace más grande, más bonita y nos exige más.

Las cosas han cambiado un poco este año. El acceso por la Cala está cerrado por los destrozos del temporal Gloria del mes de enero y las obras de reparación no nos permiten bajar. Así que hemos tenido que entrar desde el mar con las embarcaciones de SIDMAR y de la Estación Científica Montgó, empresas vinculadas al estudio y exploración del Moraig, mucho antes de que nosotros viniéramos por primera vez.

Jose María Cortés, Bernhard Pack, Sidmar y Vapf son personas y empresas que exploraron y trabajaron en la Cueva a finales de los 80. Realizaron un estudio científico  que hoy en día sigue siendo un referente en todo el mundo. Motivados por los nuevos avances técnicos en el material de buceo y los equipos de medición de que disponen, nos cuentan ahora qué podemos hacer para llegar más lejos todos juntos y conocer mejor el Sistema.



Así que esto fue lo que pasó, obviando los detalles que nos han hecho reír, pasarlo bien y disfrutar bajo el agua como nunca:

Martes, día 1: 

Este día sólo disponemos de una embarcación. Nos dividimos en tres grupos y hacemos tres inmersiones. Dedicamos el día a comprobar el estado de la cueva: líneas, corriente y visibilidad, calibrar el equipo de topografía ENC2 cedido por la marca Seacraft, equipar la cueva con botellas y scooters de seguridad hasta los 700 metros y poner el material personal a punto.

Miércoles día 2:

Nos vamos a explorar a la galería Volanthen, a la vez que instalamos botellas y scooters de seguridad a 1200 metros. Con muchas dificultades y mucho esfuerzo por la corriente, conseguimos instalar 108 metros nuevos, en una zona cada vez más complicada y volvemos con más metros topografiados de esa galería. Inmersión larga, mentalmente dura y con noventa minutos de deco, en la que hemos llegado a casi 1500 metros de la entrada.

Un segundo equipo coloca la estación M2 en el salto de la galería de los Animales.

El tercer equipo, hace perfiles verticales de medición de conductividad, temperatura y profundidad (CTD), cada 25 metros hasta los 150 de la entrada y cada 50 metros hasta el cruce de Animales.



Jueves día 3:

Exploración y topografía en la galería de Animales 2. Al llegar a la zona final, después de más de una hora buceando, vemos que el hilo ha sufrido mucho por la corriente y que hay que dedicar una inmersión a trabajar. Eso, unido a un problema con una célula y alguna cosilla más, nos hace abortar la inmersión.

Búsqueda de fósiles que nos han pedido para su estudio.

Topografía de la galería Principal, galería del Lago y galería de Animales.

Instalación de la estación M1 de medición a 40 metros de la entrada.

Viernes día 4:

Exploración, topografía  y medición del agua en Animales 2. Hoy sí, tras reparar el hilo guía y retirar algunos hilos antiguos peligrosos, llegamos a la punta de exploración anterior y avanzamos cuarenta metros más. Topografiamos toda la galería y realizamos las mediciones previstas, llegando hasta una distancia aproximada de 1800 metros.

Otro equipo, revisa unas incógnitas en el techo de la galería Principal sin encontrar nada interesante, realiza nuevos perfiles CTD a la vista de los datos obtenidos el día anterior y documenta con fotos el tipo y ubicación de los medidores instalados en la cueva.

Encontramos en la zona de la deco, una figura de escayola bajo unos bloques, desaparecida desde hace varios años. La dejamos allí mismo sobre una repisa.

Bautizo de rebreather a Jose María.


Sábado día 5:

Reunión entre Jose María de Sidmar, Bruno Ballesteros del IGME y David Balart, para la realización de un estudio científico detallado de la influencia del Sistema en la Cueva del Moraig. Visita a las zonas de influencia del acuífero.

Exploración y topografía en la Galería Indignante. Instalamos 520 metros de hilo en un nuevo tramo dejando la punta de la exploración a 2500 metros de la entrada. Topografiamos toda la galería. Problemas con un oído nos hacen abortar la inmersión antes de lo previsto. Cuatro horas de inmersión y muchos datos para trabajar después.

También, a cargo de otro equipo,  obtención de más perfiles verticales CTD en la galería principal y recogida de sedimentos para su estudio científico.

Bautizo de rebreather a Belén.

Domingo día 6:

Tras haber cumplido todos los objetivos que teníamos, dedicamos la jornada a vaciar la cueva de todo el material de seguridad instalado y retirar las dos estaciones fijas de medición. Después sacamos del agua las embarcaciones, recogemos el resto del equipo de nuestro campo base y volvemos a casa.


Vídeo de la exploración:         https://www.youtube.com/watch?v=BMFAxCt8rgg

EQUIPOS DE MEDICIÓN UTILIZADOS:

Estación M1 (45m):

- Sontek ADP 3000KHz, Perfilador de corrientes Doppler. Lo hemos utilizado para medir la corriente (velocidad y dirección del agua 3D -Vx,Vy,Vz-), en capas de 20cm de altura. 

- RBR 1050-TWR, Registrador de presión y temperatura, con opción de proceso de la marea y  parámetros de oleaje (escalar). Lo hemos configurado para registrar a 2Hz la presión (dos mediciones de P y T cada segundo).

Estación M2 (350m. Cruce de Animales):

- RBR 1050-TWR, configurado igual que su homólogo de M1. El objeto de estas mediciones de presión es registrar la variación de la presión en un amplio rango de frecuencias posible (desde 1s a 24horas). Aquí entran oleaje, onda larga, marea, etc. A ojo ya se ve la señal de marea diurna y otras ondas largas superpuestas.

-RBR XR-420-CT, Registrador de conductividad y temperatura y parámetros derivados como salinidad, densidad, etc. Hemos registrado datos cada 1minuto.

Los equipos "móviles":

- YSI EXO2, Sonda multiparamétrica de calidad de aguas con sensores de conductividad, temperatura, presiones, algas totales (clorofila y cianibacterias -BGA-), oxígeno disuelto, turbidez, pH y REDOX/ORP.

- 2x Sontek/YSI CastAway CTD, registradores de conductividad, temperatura y presión/profundidad, y parámetros derivados (salinidad, densidad, etc...)



MATERIAL UTILIZADO:

  • Material común de seguridad instalado: 9 botellas con diferentes gases, 3 scooters.

  • Material personal: 4 rebreathers, 8 botellas de bailout, 7 scooters, 3 bibotellas, 6 etapas, 2 equipos de vídeo, 1 equipo de fotografía, 3 carretes de exploración, 1  equipo de topografía.

  • Dos embarcaciones



CONCLUSIONES:

La exploración ha sido un éxito. Nos hemos dado cuenta que es mucho mejor dedicar más días seguidos, aunque eso signifique poder ir menos veces al año, ya que compaginar trabajos y familias no siempre es fácil.

La topografía con el equipo ENC2 de Seacraft nos hace la vida mucho más fácil y nos permite trabajar con mucha más rapidez y exactitud.

Las cuevas nunca terminan y ésta menos que otras. Las tres puntas de exploración que teníamos siguen abiertas, a pesar de haber superado los finales de línea anteriores. Por si eso fuera poco, han surgido nuevas incógnitas que habrá que explorar y documentar cuando volvamos.

La entrada al equipo de Belén Andrés ha sido muy positiva, a pesar de no haber podido probar su famosa tarta de queso y de tener que compartir el vino con ella.

Hemos abierto un campo nuevo, el estudio científico del Moraig, gracias a la colaboración de Jose María Cortés y la empresa SIDMAR Estudios y Servicios Oceanográficos SL de la que forma parte. Sin él no hubiéramos tenido embarcación, ni equipos de medición, ni las maravillosas experiencias que nos cuenta del equipo formado por Bernhard Pack y él.

También ha comenzado una nueva vía de investigación a cargo de Pau Balart, biólogo del CSIC. El estudio biológico de los seres vivos que habitan la cavidad, a través de estudios de ADN, nos aportará nuevos conocimientos.

Gracias a todo el mundo que colabora con nosotros y hace que todo esto sea posible como son el Instituto geológico y Minero,  VAPF, la Estación Científica Montgó de la Universidad de Alicante, el ayuntamiento de Benitatxell  y el Club Naútico de Moraira.

PARTICIPANTES:

Jose María Cortés, David Balart, Pau Balart, Bruno Ballesteros, Carles Ramoneda, Guaica Armisen, Jonathan Alcántara, Belén Andrés, Joel Borrazas, Josi Olave, Vicente Gil (Guapet) y Eliseo Belzunce.



Texto: Eliseo Belzunce








7 oct 2020

Entrevista a científicos del IGME



Científicos del IGME publicaron recientemente un extenso artículo explicando que la dinámica del caudal de descarga de la cascada Cola de Caballo en el Parque Nacional de Ordesa depende fundamentalmente de los procesos de acumulación y fusión nival en las partes altas de la cuenca hidrogeológica.

Acompañando dicho artículo, el propio IGME publicó una nota de prensa resumiendo las conclusiones de la investigación llevada a cabo en colaboración con Otxola. Numerosos medios de comunicación se hicieron eco del tema. En el siguiente video podemos escuchar la entrevista realizada a Javier Lambán y Jorge Jódar en Onda Vasca.



8 sept 2020

Travesía Tête Sauvage-Verna

El pasado mes de junio se instalaron los pozos de la Têta Sauvage dentro del proyecto de limpieza que ARSIP está llevando a cabo en el sistema de La Piedra de San Martín.


Según se informo en las redes sociales, dicha instalación permanecería durante un mes aproximadamente. Sin lugar a dudas, era una buena oportunidad para realizar la travesía Tête Sauvage-Verna.

Una vez gestionados los permisos, Ritxar nos invito a acompañarle, dándonos la oportunidad de disfrutar de esta espectacular e histórica travesía.

Ahora además, para que las vivencias permanezcan vivas, Ritxar nos manda un video resumiendo la experiencia. Así da gusto!

Mila esker Ritxar!




Participantes: Ritxar, Lorena, David, Oskar, Alain

23 jul 2020

Buceo en Pagomari 2020


En 2006 iniciamos nuestra relación con el espeleobuceo en la exploración del sifón de Pagomari (Karaitza nº 14 ). Aquel artículo acababa con un: Finaliza la exploración por falta de material de progresión.

Cuando nos propusieron enseñarnos a bucear para que les ayudásemos en la exploración de Garcés comenté con David y Jotas que si se nos daba bien lo del buceo podríamos continuar la exploración de Pagomari. Hubo risas generalizadas y algún comentario hiriente.

15 jun 2020

CUEVA DEL MORAIG (ALICANTE)

EXPLORACIONES 2018/2019 - Grupo de Exploración del Moraig (GEM)
A pesar de las pocas oportunidades que nos ha dado la cueva en estos dos últimos años,
hemos podido realizar dos exploraciones muy bonitas y muy interesantes para entender el
funcionamiento del sistema Toix-Moraig y que abren la puerta a nuevas oportunidades de exploración.
Los integrantes del GEM, entre ellos varios miembros del grupo Otxola, comprobaron los aportes de
agua salada al sistema y exploraron varios tramos de galería hasta ahora desconocidos. La filmación y
posterior edición de los vídeos obtenidos, muestran la belleza de estas galerías.




15 may 2020

Azpimundurako ateak

AZPIMUNDUA:
espirituak eta izaki beldurgarriak
bizi diren lur-azpiko mundu mitologikoa.


Otxolako kideak Marizulete leizean

Kobazuloen ahoek betidanik kitzikatu dute gizakiaren jakin-mina, lur-azpiak sinbolizatzen duen ezezagunerako ate moduan, erran genezake. Lur-azpiak sortzen eta gordetzen dituen misterioek mota guztietako istorio fantastikoak asmatzera eraman gaituzte aspalditik, eta hango eta hemengo mitologietan kobazuloek eta leizeek duten protagonismoa horren adibidea dugu. Zeus, errate baterako, Kretako Dikteon kobazuloan sortu omen zen Greziako mitologiaren arabera eta, bertan aurkitutako ofrendek baieztatzen duten bezala, antzinatik da jainko handia gurtzeko kultu tokia.

29 abr 2020

FOZ DE LA CANAL

    Nos acercamos a la zona del río Cinca antes de llegar a Bielsa para realizar uno de los descensos clásicos de este valle. Agreste, salvaje, deportivo, rápeles de envergadura, rodeado de bosque y ante todo recomendable. Tiene una fuerte pendiente de aproximación por pista pero nosotros siempre que podemos contar con medios motorizados les sacamos partido.



23 abr 2020

Sarna con gusto



“No cojáis el coche el próximo junio y corráis hacia la tierra de los cañones con la esperanza de ver algo de lo que yo he intentado evocar en estas páginas. En primer lugar, no podéis ver nada desde el coche; es preciso que salgáis del maldito artefacto y andéis, mejor aún, os arrastréis, con manos y rodillas, sobre la piedra arenisca y a través de espinos y cactus.” 
Edward Abbey


Sarna con gusto

¡Porca miseria! pensé entre jadeos. Estaba solo y el agua apenas corría debajo de mí en aquella maldita gatera a doscientos metros de profundidad. De hecho, por eso estaba solo en las entrañas de la Tierra, porque el agua no corría. Andoni e Isaak habían continuado instalando la sima y la inmensidad opaca de una oscuridad total no tardó en engullir los destellos de luz y el lejano tintineo de hierros de mis compañeros, creando una abrumadora sensación de soledad. Yo me había quedado en lo que la vieja topografía francesa definía como vote mouillante. Se trataba de una gatera que las diferentes riadas habían ido colmatando hasta casi cegarla.

8 abr 2020

YA PUEDES DESCARGARTE LA MEMORIA DE ORDESA 2019!!!



Con algo de retraso, pero que mejor manera de pasar este confinamiento (que comienza a ser cocinamiento), que descargarte nuestra memoria de la campaña de Ordesa de 2019. Podemos destacar 3 apartados:
  • Llegamos al sifón terminal de la Tartracina a -400m
  • Estudio con trazadores de todos los Sistemas relacionados con Garcés, con un resultado espectacular. El sistema de Garcés está unido con la surgencia de Fuen Blanca en Añisclo. Esto amplía muchísimo la cuenca del sistema ya que estamos hablando que Fuen Blanca está a 4 kilómetros al Este de Garcés y en otro valle paralelo.
  • Se logra superar el sifón del Descargador en el circo de Cotatuero.
Puedes descargarte la memoría en nuestra pestaña de Trabajos/Lanak o en el siguiente enlace:
Campaña exploración sistema Tartracina-Garcés y Descargador (Memoria 2019)

Ya falta menos para Ordesa 2020!!!!!!



25 mar 2020

Ezezagunaren erakarpena

Lepineux putzua
Espeleo egiten dugunok usu liluratzen gara lurpeko altxorrekin. Mota guzietako formazioak, lur-azpiko erreka saltokariak, izan zireneko animalien arrastoak (Ursus, beti izanen zara gure izarra!), bertzelako animali ttipi eta gardenak… Gustuetarako koloreak omen daude, eta hamaika izan daitezke lur-azpiak espeleologoengan sortzen duen erakarpen indarraren iturburuak. Nolanahi ere, gorputza maiz inarrosten digun sentsazio berezietako bat esploratu gabeko leku batean egotearena da. Eta, lurpea esploratzeaz ari bagara, ezin aipatu gabe utzi San Martingo Harriko sistema.

20 mar 2020

TONIO - CAÑUELA


Durante el fin de semana del 22 de febrero, 7 espeleólogos, Oskar, Irene, June, Patxi, Félix, Lorena y Alain, decidimos dejar de lado las frías cuevas navarras para cambiar de aires en las templadas cavidades cántabras. Esta vez nos decantamos por la mítica integral Tonio-Cañuela.

Salimos de Pamplona el viernes sin demasiadas prisas y disfrutamos de una primera noche en el albergue “Coventosa” en la localidad de Asón. A la mañana siguiente, tras un copioso desayuno, siguiendo las indicaciones hacia el alto de “Los Machucos” nos pusimos en marcha hacia la boca de la travesía. Tomamos una cómoda pista que bordea una ladera. Tras unos 20 minutos de caminata, nos dirigimos a unas bordas a mano izquierda y localizamos una dolina cercana, lugar donde se encuentra la entrada a la sima de Tonio.


Imagen 1. Vista aérea de la localización de la entrada de Tonio. Punto de señalización aproximado.