20 ago. 2018

INTENTO DE CONEXION ONDARRE-OSINBERDE

12 de julio de 2017
En Junio hacemos un intento de conexión entrando por Osinberde con Josi y Eliseo superando 4 sifones, Josi explora el 5º sifón y la galería aérea posterior hasta el 6º sifón, oscuro según su descripción. Se complica mucho la exploración de ese 6º sifón, fueron 14 horas para llegar sin equipo, pensamos entrar desde Ondarre.

No disponemos de una topo fiable de Osinberde, sí tenemos una topo antigua de Ondarre y no nos cuadran, parece que en Osinberde se ha subido por encima de la cota del sifón de Ondarre. Decidimos hacer una visita rápida para conocer la sima y hacer la poligonal del descenso hasta el sifón. También llevamos un altímetro. Como andamos mal de fechas vamos entresemana en plenos Sanfermines. Esto complica la labor de formar el equipo necesario. Al final somos 4: Josi, Joanes, Zuriñe y Oskar.
Bajaremos los 4 hasta la playa, entonces Zuriñe y yo con los neoprenos de 3mm continuaremos hasta el sifón. No podemos hacer la topo completa, el disto que tenemos se lleva mal con el agua y en la zona de rampas es imposible que no se moje. Llegamos hasta el sifón, vemos el letrero que dejó Tritón en 2008. Nos hemos liado con el altímetro y tampoco tenemos una lectura fiable pero nos parece factible que sean el mismo sifón. Volvemos a la playa y encontramos a Joanes aburrido e indignado a partes iguales, Josi ha dormido durante las 5 horas que hemos estado en el río, es lo que tienen los sanfermines.

En un primer ataque de optimismo pensamos en bajar dos equipos con tres botellas cada uno para que dos buceadores pasen el sifón de Ondarre, que creemos que es el 6º sifón de Osinberde y salgan por la surgencia. Durante la campaña de Garcés vamos afinando el plan. Bajar un equipo con dos botellas y si efectivamente es el 6º sifón, al día siguiente bajar el 2º equipo con 6 botellas e ir a esperarles a Osinberde. Falta poner fecha.



11 de Julio de 2018
Como no espabilamos planeamos la exploración para sanfermines entresemana. Esta vez necesitamos varios porteadores, empiezo a chantajear a todo el grupo, incluso nos llevamos dos del curso que será la primera vez que lleven petate. Somos 7 el primer día, Joanes, Josi, Eliseo, Zuriñe, Olaia, Álvaro y Oskar. El segundo día se unirán Jotas e Itzi.

Disponemos de la borda del FUE lo que nos facilita enormemente la logística. Se agradece.
A las 12 entramos 5 hasta la playa cargados a mala cara, 3 saldrán al exterior para con la ayuda de los dos que se han quedado fuera bajar el resto. Los otros dos instalaremos el río y remontaremos para ayudar en el porteo. Los encontramos al poco de empezar a subir y volvemos todos al sifón. Toca sacar los espeleopontxos y dejar hacer a Eli y Josi.

Josi: Sobre las 20 horas llegábamos al sifón con todo el material, al preparar el equipo de buceo falla la membrana de una primera etapa y configuro el buceo con una botella dorsal y otra lateral.
Empiezo la inmersión atando el hilo en la etiqueta de Tritón. El agua está limpia, con una visibilidad de varios metros y a 9 grados de temperatura. El fondo del sifón es una rampa descendente de roca con muy poco sedimento. A los 20 metros asciende desde los 6 a los 2,5 metros de profundidad y salgo a una burbuja de 15x5 metros y unos 20 de altura, en el lateral derecho hay una pequeña rampa con marcas de aportes de agua que aparentemente termina en una ventana, habría que utilizar medios de escalada para acceder a ella. Me vuelvo a sumergir y progresivamente el sifón va cogiendo profundidad con un rumbo de 60 grados hasta 40 metros donde gira a 45 grados y baja hasta 47,6 metros. Aquí el fondo es de arena, enseguida pasa a grava y enseguida a cantos rodados cada vez más grandes. Ato el hilo en 41 metros, he instalado 123 metros de línea y emprendo la vuelta, revisando y asegurando la instalación. Al llegar a la burbuja vuelvo a revisarla sin encontrar nada nuevo y salgo a la entrada del sifón tras 35 minutos con algo menos de un tercio del gas en las botellas.
Ahora subir recogiendo las cuerdas en la medida de lo posible. Nos cambiamos en la playa y a la calle. Salimos sobre la 1 y vamos a la borda. Creíamos haber contemplado todas las posibilidades pero ésta no la habíamos barajado ninguno. No queda más remedio que bajar con 3 botellas a explorar el sifón pero se complica la posibilidad de hacer la travesía Ondarre-Osinberde.



12 de julio de 2018
Llegan Jotas e Itzi, tras admirar la borda del FUE les explicamos la situación. Haremos dos grupos, uno bajará las 3 botellas, el regulador y el hilo necesario mientras el segundo entrará 1 hora más tarde para evitar esperas innecesarias. Sobre las 12 entramos los primeros a Ondarre, en 2 horas llegamos al sifón con las sempiternas quejas de Don Pimpón por bajar tan rápido.

Josi: A las 15:00 estamos en el sifón, preparo el equipo con dos botellas a la espalda y una en lateral. Al terminar de prepararlo llegan los 5 restantes del equipo. Inicio la inmersión a las 16:10, sigo el hilo respirando de la botella lateral. A los 60 metros y unos 17 de profundidad la segunda etapa se queda en flujo, tras intentar pararla tengo que cerrar el grifo y pasar a las botellas de la espalda. Llego en el minuto 8 a la punta del día anterior, ato el carrete y avanzo con una visibilidad un poco peor que el día anterior. Es una rampa ascendente, con bloques, cantos rodados y arena entre ellos, tiro algo más de 20 metros de hilo y ato a una profundidad de 32 metros a haber consumido 1 tercio de cada una de las dos botellas en uso. Salgo al inicio del sifón con 1 tercio restante en cada botella tras 32 minutos de inmersión.

Llega el 2º equipo a la vez que vemos aparecer la luz de Josi en el sifón. Para subir el material y desinstalar la sima tenemos que hacer como el día anterior. Un equipo
rápido va hasta la gatera de entrada, regresan 3 hasta la playa a cargar lo que quede y Josi y yo subimos desinstalando hasta la playa. Nos juntamos los 5 en la playa y repartimos el material. A mí, poco me entra en el petate de 50 l, así que Jotas se encarga de desinstalar el resto hasta llenar su joya de 50 l. Habíamos pensado pasar los petates por la gatera tirando de cuerda pero el resto no ha perdido el tiempo y han pasado todos los petates por la gatera. Pasaremos cada uno con su petate, distintas estrategias con la misma conclusión. No es buena idea usar semejantes petates, tampoco es sencillo sacar los pequeños Salimos al exterior de día, algo de alegría tras el fiasco sufrido en el sifón. Durante la cena decidimos que hay que volver con rebreather lateral, aunque hay quien opina que es mejor cambiar de buceadores, últimamente no nos dan ninguna alegría.
Para el día siguiente dejamos la limpieza y reparto de todo el material a sus respectivos dueños. En dos días tiene que estar preparado este mismo material para ser porteado a Ordesa, esa será otra aventura...




Texto: Oskar Latasa y Josi Olave.
Vídeo: Eliseo Belzunce.

2 mar. 2018

EXPLORACIÓN CUEVA DEL MORAIG – GRUPO de EXPLORACION MORAIG (GEM), PRIMERA PARTE



Era invierno del 2013, todas las cuevas en las que estábamos buceando entonces, estaban hasta arriba de agua y con mala visibilidad. Hacía días que hablábamos de la Cova del Moraig y decidimos ir. Algunos de nosotros ya la habíamos buceado hacia tiempo pero sin ningún otro objetivo que disfrutarla, ahora el objetivo era otro. Queríamos conocer la parte más desconocida de la cueva y ver si podíamos seguir con la exploración del año 2005, realizada por el espeleobuceador inglés John Volanten.

Topografía actual de 1990.

Empezamos buscando información sobre las exploraciones anteriores. La topografía y las crónicas de los ingleses del CGD (Cave Diving Group), nos hicieron ver que teníamos cueva para rato. Sólo conocer lo que estaba explorado nos llevaría mucho tiempo. Hablamos con José María Cortés, compañero de Bernhard Pack, quien nos contó mil y un detalles de las exploraciones llevadas a cabo por Bernhard a finales de los ochenta.

Bernhard Pack.

Así que quedamos unos cuantos y nos presentamos allí. Preguntamos a los buceadores locales, nos contaron lo que sabían de la cueva y nos metimos.
Las primeras inmersiones las hicimos con mucho caudal de salida y mala visibilidad. El hilo a partir de la Galería del Lago, estaba en muy malas condiciones, roto en algunos tramos y hubo que hacer unas cuantas reparaciones.

Primeras inmersiones.

Más adelante, antes de llegar al pozo que baja a -41m, nos metimos por la que ahora
llamamos Galería Perraker, pensando que era el mejor camino para alcanzar la zona profunda. Hicimos varias inmersiones, hasta darnos cuenta de que había que evitarla y acceder al Pozo por lo que llamamos el By-Pass. Por fin, tras varias inmersiones y unos cuantos cientos de metros de hilo gastados, pudimos bajar al fondo del Pozo y ver el inicio de la zona profunda.

Pozo de -42m con restos de hilos viejos.

El espectáculo era bastante desolador. Imposible continuar sin quitar una maraña de hilos y carretes viejos enganchados por todas partes entre -40m y -60m, señal evidente de que nadie había pasado por allí en muchos años y la corriente había hecho de las suyas.
Sólo Bernhard Pack, Rick Stanton y John Volanten, habían superado ese punto y eso, nos hacía mucha ilusión y nos hacía mirar la cueva con mucho respeto.

John Volanten (CDG) 2002.

Rick Stanton (CDG) 2000.
Ya entonces, nos habíamos dado cuenta de que había bastantes errores en la topografia y pensamos en que sería interesante rehacerla. Además habían estado los ingleses en el 2000-2001 y 2005 habiendo explorado bastantes metros per sin topografiar nada. Por suerte, sí que hicieron unas crónicas que no han ayudado mucho en este proyecto.


Crónica publicada por el Cave Diving Group de Inglaterra .

Teníamos tiempo, ganas de aprender y la cueva era una maravilla. El acceso es muy cómodo, el lugar es precioso, la playa y el chiringuito, el agua caliente y no había restricciones que pasar, o eso pensábamos al principio.
Tuvimos que gastar dinero en iluminación más potente y duradera, más bail-outs y más scooters, para poder pasar con seguridad la zona profunda. Y compramos hilo, dos mil metros. Para hoteles y restaurantes no nos llegaba, así que acampábamos en la cala con nuestras furgos, nuestros toldos y el material de camping.


Scooters y Botellas de bail out.
Campamento 2013.
Decidimos reinstalar toda la cueva con hilo metrado para topografiarla. Hicimos varios grupos para conseguir esto y cada uno se encargó de una zona, en función de sus posibilidades de buceo y su formación. Así fuimos pasando también la zona profunda, limpiando, reinstalando y topografiando, a la vez que nos familiarizábamos con cada rincón de la galería.

Quedábamos, bajábamos dos, tres o cuatro días cada dos o tres meses y buceábamos lo que podíamos. Nuevas inmersiones y de nuevo, el hilo encontrado nos confundió y nos metimos en lo que ahora llamamos la Galería Berberechos pensando que era la principal.
Fósil encontrado en la galería de los Berberechos.

No entendíamos nada ya que la topo no se parecía a lo que nos encontramos, ni en rumbo ni en cota. Tras varias inmersiones muy largas y con mucha deco, pudimos pasar los datos topográficos al visualtopo y vimos que nos dirigíamos a la Galería del Lago. El error nos sirvió para poder hacer bien esa topo y para pensar en una posible conexión que abordaríamos más adelante.

Gráfico de una inmersión reparando hilos.

Más inmersiones profundas y largas en la zona profunda, ahora ya por la Galería Bernhard Pack, que es como llamamos a la Principal, nos llevó hasta un pequeño culo de saco. Tocaba ascender, por fin en el final de la zona profunda, pero de nuevo un montón de hilos diferentes nos cerraban el paso por varios sitios algunos de ellos, semienterrados por grandes bloques, caídos después de que se instalaran.

Hilos de Bernhard Pack, Rick Stanton y John Volanten en el ascenso a la Burbuja.

Para variar y con un sexto sentido especialmente malo, nos metimos en el peor, estrecho, largo y muy sucio. Pero pasamos, lo limpiamos, volvimos, volvimos a pasar por otro, más limpiezas, más errores y ahora ya sabemos cómo hacerlo bien y fácil,


Hilos viejos de la parte profunda.
para poder ascender hacia la famosa burbuja de los ingleses, de la que tanto habíamos oído hablar y que sólo Rick Stanton y John Volanten conocían.
Pero no queríamos continuar sin antes topografiar lo anterior, así que empleamos un montón de inmersiones, hilo, cal, células y gases, en la toma de datos de la Galería del Lago y la Galería de los Animales.
Una vez hecho esto, decidimos seguir hacia dentro. La cueva, a partir del pozo de -42m cambia totalmente y no es tan fácil. Es más estrecha, más fangosa y hay que ir con más cuidado.

Zona profunda -60m.

Planificamos lo mejor que supimos la inmersión para seguir más allá de la zona profunda y un día, entre todos y tras colocar unas cuantas botellas intermedias, nos metimos para ascender hacia la burbuja. Ascendimos hasta -21m, el punto en el que pensamos que Bernard Pack terminó su exploración, y nos encontramos con otro pozo que nos llevó hasta -40 metros. Esta galería, que ahora llamamos Galería Volanten, nos entretuvo varias inmersiones hasta que encontramos el paso hacia la superficie. Inmersiones de trabajo con mucho material que desplazar, muy físicas por la distancia a recorrer con scooter y un poco decepcionantes por las pocas posibilidades de exploración que veíamos y el trabajo de topografía que suponía.

Hemos podido bucear en esa zona tan lejana que rodea a la Burbuja y hemos visto todos los lugares que exploraron los ingleses y las posibilidades de continuación que hay. No nos deja de asombrar y es para quitarse el sombrero, que todas esas inmersiones se hicieran en circuito abierto. En el caso de Bernhard Pack, con aire y en 1990. Increíble también el trabajo de exploración y topografía publicado, lo que sin duda nos ha facilitado enormemente las cosas a la hora de avanzar.

Ultima etiqueta de Berhard Pack, todo nuesto respeto y reconocimiento.

Aún nos queda mucho trabajo en esa zona, pero seguimos con la misma ilusión que al principio y con ganas de aportar nuestro grano de arena para los que vengan detrás, el día que decidamos dejar de explorar aquí.

Siempre hemos tenido muchos frentes abiertos en esta cavidad y uno de ellos era la posible conexión entre la Galería del Lago y la de Berberechos. La topografía obtenida y el montón de inmersiones hechas en ellas por diferentes miembros del grupo, nos hizo recabar mucha información. Nos convertimos en sensores humanos de corriente y turbidez del agua, para poder adivinar dónde había que buscar. Compramos rebreathers laterales para poder pasar y finalmente lo conseguimos. Conectamos las dos galerías pasando a través del colapso que está en la parte final de la Galería del Lago. Casi cien metros por una galería desconocida que bautizamos como Galería de los Blandengues, para llegar a una restricción que actualmente sólo se pasa en configuración lateral,”el Ojete Vertical”, y que conecta con el hilo que teníamos instalado en Berberechos. Una pasada, fue un gran día y lo celebramos con vino de buen color y unas pizzas enormes.

El “ojete Vertical”, paso que conecta la Galería de los Blandengues con la Galería de los Berberechos .

Estamos trabajando en la cueva, explorando en función de lo que ya sabemos, avanzando poco a poco para poder documentarlo todo. Seguro que más adelante podremos aportar nuevos datos muy interesantes. Mientras tanto, pedimos máxima atención a los que quieran bucear en las zonas terminales. Las instalaciones no son definitivas, en ocasiones no están bien marcadas y las cambiamos a menudo. Cualquier cambio en ellas no previsto, puede suponer un grave accidente para nosotros.

Topografía GEM, Febrero 2018.

Nuestro agradecimiento a Vicente Gil (Guapet), Salva Luque y al ayuntamiento de Benitatxell, especialmente a su alcalde, Josep Femenia por su implicación y su apoyo en este proyecto. También a los trabajadores del chiringuito de la Cala del Moraig, que nos han ayudado siempre. Y a todos los demás que nos han acompañado en esta aventura a la que tanto tiempo dedicamos.


Buceadores Grupo de Exploración Moraig (GEM):
Carles Ramoneda, JosiOlave, Carmelo Ojuel, Joel Borrazas, Jonathan Alcántara, Guaica Armisen, Eliseo Belzunce.






Eliseo Belzunce