19 mar. 2019

Sorogain sigue dando frutos sabrosos.

Pozo regado.


El pasado sábado volvimos a la alcantarilla después de que el fin de semana anterior nos pusieran los dientes largos con nuevos metros explorados.


Zarpazos de oso.


Quedamos como siempre prontico para almorzar sin prisas y por fin ya sin nieve en la aproximación y disto en mano entramos por la estrecha boca.
Llegamos al punto desde donde nos toca explorar y topografiar y para empezar nos equivocamos y entramos arrastras por donde nos dijeron que no fuésemos porque nos íbamos a perder. Al poco de seguir los arrastraderos nos damos cuenta del error y retrocedemos hasta el punto de topo que nos encomendaron. Topografiamos la galería Oskar askatu, una gatera muy cómoda donde Oskar casi se queda unos días hibernando y solo salió tras amenazarle maza y cincel en mano. De ahí seguimos topografiando y a la vez explorando por la galería mas evidente y cuando parecía que la cueva nos tenía una sorpresa en forma de meandro amplio y con posibilidades de muchos mas metros... Kaput! El meandro está colapsado de barro por casi todos lados, habrá que emplearse a fondo otro día buscando un paso, por hoy, después de 10 horas de barro, hemos tenido suficiente.

Saliendo de la galería Oskar askatu.


Damos media vuelta y con la cabeza gacha por el último fiasco, pero con ganas de ver la topo ampliada (que suma ya más 1300m de desarrollo), y de volver para seguir con las galerías pendientes, que no son pocas... salimos a la calle mojados, llenos de barro hasta las ojeras, y con mas hambre que sed. En el Gautxori nos espera el colacao


Topografiando en la galería M30.


Dejamos por aquí un vídeo de los primeros días de exploración:












Texto y fotos: Zuriñe.
Video: Joanes

Prueba de rotura de mosquetón HMS

Tras las pruebas realizadas sobre mosquetones HMS (http://asacformacion.com/?p=3514) en las que se demostraba que su resistencia se reducía drásticamente al hacer la fuerza sobre el brazo del gatillo en el grupo de Espeleo Socorro Navarro- Nafar Espeleo Laguntza decidimos usar mosquetones de acero de alta resistencia ( 40 Kn en longitudinal, 18 Kn en transversal y 18 Kn abierto). Los cogimos automáticos de dos movimientos pero al usarlos en tirolinas comprobamos que es fácil abrirlos involuntariamente. Antes de comprar los mosquetones de tres movimientos decidimos hacer unas pruebas de rotura. Puestos en comunicación con los compañeros del GAES nos ofrecen su contacto para realizar las pruebas, consensuamos las condiciones de la prueba de rotura y le enviamos dos mosquetones.

Aquí presentamos el informe de Santiago Goñi:
Ensayo sobre dos mosquetones

Se realiza ensayo de tracción a dos mosquetones para comprobar la resistencia a rotura en una posición de trabajo habitual.

Datos del mosquetón.
Marca: Rock Empire
Resistencia longitudinal a rotura: 40Kn--------4078.86 Kg/f
Resistencia transversal a rotura: 18Kn---------1835.49 Kg/f
S/ EN 362/B
Resultados:
Nº1 Rotura a 18155N-------------------1850 Kg/f
Nº2 Rotura a 20305N----------------------2069 kg/f
Ambos mosquetones rompen con una carga muy baja que corresponde más a su resistencia transversal que a la longitudinal.
Grafica nº1
Grafica nº2
Nº1 tras ensayo.

Nº1 Detalle rotura




Nº2 tras ensayo

Nº2 detalle rotura
El primer ensayo lo paro en la primera caída de fuerza que se produce a 1850 Kg/f por la rotura del anclaje del gatillo como muestra el detalle del nº1.
El segundo ensayo se lleva a rotura total. El grafico muestra una subida de fuerza en elástico hasta 2069 kg/f rotura y mantenimiento de fuerza de unos 5mm entre 700 y 900 kg/f para romper agresivamente.
En la rotura se puede apreciar un defecto y aparentemente inicia la rotura en este punto de debilidad.

Fin.

Conclusiones
Aunque disminuye notablemente la fuerza de rotura, acercándose al nominal en trabajo transversal o abierto, mantiene los márgenes de seguridad que necesitamos para anclaje principal de una triangulación en espeleosocorro.