13 jul. 2017

ARTZAINZULO. EXPLORACIÓN SIFON TERMINAL

Habitualmente visitamos esta famosa cueva de Aralar, normalmente con gente que esta empezando con la espeleo, y una y otra vez nos quedábamos mirando el rio con ganas de poder seguir ese agua y llegar al anhelado colector del sinclinal central de Aralar. Durante décadas diferentes generaciones de espeleólogos han intentado encontrarlo pero a pesar de la gran cantidad de cuevas de la zona a día de hoy no se ha localizado.

En el fondo de Artzainzulo existe un sifón que aunque no está situado en el río de la cavidad tiene pinta de ser un vaso comunicante ya que mantiene el nivel. Es bastante estrecho y aunque no tiene una pinta muy esperanzadora pues debido a lo fácil que resulta llegar a el nos decidimos a explorarlo para ver si hay una posible continuación por el.

En el mes de junio montamos una exploración exprés e instalamos la cavidad, buceamos y desinstalamos todo en el día. A pesar de las lluvias del día anterior el sifón sigue limpio. Eliseo se equipa en la repisa del último pozo con traje seco y desciende el pozo que termina en el sifón. A pesar de estar asistido por 2 personas para equiparse la labor resulta muy complicada y poco a poco el sifón se va ensuciando. Eli comienza la inmersión y al moverse en el agua la visibilidad se vuelve completamente nula. A pesar de ello trata de avanzar por la diaclasa pero no encuentra paso y en poco más de 5 minutos regresa a la superficie.

La verdad que viendo el sitio casi nos alegramos de que aquello se termine. Desinstalamos todo y regresamos a casa con una incógnita menos en nuestros sueños de espeleólogos.

Participantes: Oskar, Eliseo, Iñigo, Felix, Isaac y Jotas


Artzainzulo from jose javier on Vimeo.

Crónica de Eliseo Belzunce (buceador)

Buceo en el sifón terminal el 6 de Junio de 2017, después de bajar hasta allí con Jotas, Oskar, Barbarin, etc.
El acceso el sifón es complicado, ya que hay que rapelar un pozo de unos diez metros y no hay una repisa buena para equiparse. Jotas y oskar bajan antes, recepcionan el equipo y después bajo yo, me quitan el arnés y entro con mucho cuidado en el agua donde acabo de colocarme las botellas.
A pesar de todo, el agua se enturbia mucho y la visibilidad es  de menos de un palmo desde el inicio. A ciegas, desciendo despacio verticalmente y procurando no empeorar las cosas. Bajo hasta una profundidad de -6m sin encontrar continuidad.
Es muy posible que sea a causa de la falta de visibilidad, pero tampoco veo la manera de hacerlo mejor. Salgo a los pocos minutos recuperando el hilo.
La conexión con Aitzarreta tendrá que esperar.
Material usado: traje seco, arnés de buceo lateral, 2x6 litros a 300bar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario